Documento sin título

Hogares convectores a leña de alto rendimiento.

Estufas a leña de Alto Rendimiento para empotrar en chimenea existentes o en obras nuevas.

Todos nuestros hogares a leña son de alto rendimiento (doble combustión), con puertas herméticas que garantizan un funcionamiento seguro (sin humos, ni chispas) con un muy bajo consumo de leña

Hay una gran variedad de medidas para calefaccionar cualquier tipo de ambiente, también modelos con doble frente...

Hogares - todos los modelos

Hogares de alto rendimiento

Ver listado con todos los modelos ordenados por capacidad de carga de leña (potencia real) para poder comparar modelos similares entre las distintas marcas.

Ver modelos

Solo Doble Frente

Hogares doble frente

Hogares a leña con vista desde ambas caras, ideales para instalar en el centro del ambiente o en paredes divisorias.

Ver modelos

Marcas de hogares a leña

Ver las distintas Marcas de Hogares a leña

Descripción, funcionamiento y diferencias entre las distintas marcas de hogares empotrables a leña.

Ver modelos

Tanto en salamandras / estufas como en hogares existen una gran cantidad de modelos, algunos de combustión simple (salamandras tradicionales de fundición de hierro, estufas caseras o los clásicos hogares abiertos) y otros de doble combustión (la mayoría de los equipos modernos con puertas vidrios).

Actualmente casi la totalidad de las ventas corresponden a equipos de doble combustión, también llamadas "de bajo consumo", "combustión lenta", "ecológicas", "de alto rendimiento".

Estos modelos poseen un templador o combustor ubicado en la parte superior de la caja de fuego que sirve para precalentar e inyectar aire con una muy alta temperatura que al tomar contacto con el humo y los gases de la combustión produce una segunda combustión logrando así el quemado y aprovechamiento de gases y alquitranes de la leña que de otra manera saldrían sin quemarse por la chimenea, es decir que con la misma cantidad de leña se generan mas calorías y menos contaminación.

Además del templador para que se produzca esa segunda combustión en los gases de salida es necesario lograr una turbulencia en la caja de fuego y controlar muy bien las entradas de aire para no enfriar la combustión, algunos modelos (generalmente los mas económicos) no tienen burletes en las puertas y esto afecta la combustión haciendo disminuir notablemente el rendimiento debido a que el templador no logra la temperatura necesaria para encender el humo.

La combustión y la potencia del fuego se controla variando el caudal de aire inyectado desde una entrada ubicada en la parte superior de la caja de fuego (muy cerca del vidrio) que además de controlar la llama y el consumo ayuda a mantener limpio el cristal (ese aire entra en forma de cortina descendente al ras del vidrio para impedir que el humo lo tizne).

Algunos modelos además tienen otra entrada de aire regulable adicional desde la parte inferior, por debajo de la puerta o desde el cenicero (desde el cenicero es mucho mas efectiva), que aviva el fuego en forma casi instantánea y se logra un encendido o una gran potencia en muy poco tiempo.

Los equipos generan 2 tipos de calor:

Otros datos a tener en cuenta antes de elegir el equipo a leña: